5 ideas de Johan Cruyff aplicables a la empresa

La muerte de Johan Cruyff me ha afectado, lo admito. Nunca piensas que esas cosas te van a pasar a ti, que puedes ser tan fan de un famoso como para que te pase factura, pero así ha sido. Los mitos de la infancia son insustituibles, nadie puede reemplazarlos porque el impacto depende de tu propio contexto. Supongo que para los chavales de ahora habrá por ahí mitos y para ellos será lo mismo, pero para mí supongo que no tanto.

¿Y por qué me ha afectado? Supongo que porque fui entrenador de fútbol con 15 años, me leía sus libros y descubrí que el fútbol contemporáneo es el que surge de la Naranja Mecánica. Pero también en Cruyff hay una visión de la organización en su conjunto (del club) que creo que siempre me ha acompañado sin darme demasiada cuenta hasta la semana pasada.

En su filosofía hay muchas cosas vitales para empresas, organizaciones y proyectos. Ahí van 5 ideas:

1. La innovación marca la diferencia

La clave de la competitividad está en pensar cosas nuevas, llevar a cabo ideas innovadoras que puedan marcar un salto cualitativo en el equipo y la organización. Esta forma de pensar no era tan evidente como ahora. Pensemos que la selección española (y las empresas españolas en general) ha navegado a la deriva sobre una barca de valores como la furia, la pasión y la tradición durante décadas. Hace menos de 15 años muchos empresarios me respondían que no querían hacer una simple página web porque “mi cliente no está en Internet”, “Internet es una moda”, etc. La innovación es evidente desde hace muy poquito tiempo.

2. El talento en lo más alto del organigrama

Cruyff decía que el organigrama de los clubs está invertido. Arriba está el presidente, consejeros y abajo el equipo. Debería ser al revés, los jugadores arriba de todo y el presidente abajo. Esto que parece una locura, puede ser la clave de líderes como Steve Jobs o Ferrán Adriá. Ambos planificaron desde el producto y basan el crecimiento de toda la organización en la creatividad, conviertendo al producto en el elemento motor de la organización.

3. El mejor profesional es el que forma la propia organización

La Masía del F.C. Barcelona es actualmente el principal activo del club. Cuanto antes fiches al jugador más rendimiento podrá aportar en el futuro. Definir un sistema de formación orientado a una idea y una filosofía es otra clave de la trayectoria de Johan. Actualmente muchas empresa malgastan recursos en hordas de becarios a los que rotan en puestos de bajo valor y pocas entienden la importancia de formar internamente al trabajador y las pérdidas que suponen los despidos. Los procesos de formación internos son claves en una organización moderna y ágil.

4. Lo difícil es hacerlo fácil

Del mismo modo que la innovación es la gran diferenciación, ésta no tiene por qué ser compleja. Los grandes cambios a veces están en los detalles. El fútbol hay que hacerlo fácil y la gestión de las empresas también. La inteligencia colectiva es un ejemplo de que es más importante aportar diferentes visiones y soluciones concretas, que confiar en que un gran gurú piense de una forma supercomplicada nuevos productos y procesos.

5. El trabajo en equipo

El fútbol clásico era una suma de individualidades. La idea de combinar entre los diferentes jugadores y equilibrar el sistema (rápidos, lentos, habilidosos, destructivos, etc.) es clave en cualquier organización. Pensar un prototipo de trabajador ideal puede ser un error. Según Johan la clave está en combinar diferentes personalidades con distintas habilidades y ponerlos a jugar en conjunto. También la polivalencia es algo que las organizaciones empiezan a aprovechar de los trabajadores. Una vez hemos superado el taylorismo y los mercados cambian cada día, la flexibilidad no debe basarse sólo en hacer ERES, sino en formación y polivalencia.

El legado de Johan Cruyff no es sólo el de un gran futbolista, ni el de un gran entrenador, es su capacidad para entender el mundo actual y la visión holística de las organizaciones como un conjunto que pone en el centro al talento y al espectador (el cliente). Stoichkov, Romario, Laudrup, además de grandes delanteros eran las motivaciones principales para pagar una entrada, eran la punta del iceberg. Como decía Johan, de esos trae todos los que puedas.

Esta entrevista de El Enganche recorre la vida y rescata grandes ideas del eterno Johan Cruyff.

CRUYFF v2 from El Enganche on Vimeo.

0 comments