Lo glocal en Internet

Hablando de la nueva organización líquida, Joan Jiménez parte de una nueva realidad compleja, cambiante y glocal. Sobre este último concepto quiero incidir porque me parece extraordinariamente útil para comprender muchas de las cosas que están pasando en la red, sin ir más lejos el auge de Foursquare, Facebook o Google Maps.

Cuando hablamos de Internet es frecuente que destaquemos las múltiples posibilidades para comunicarnos con personas que están a miles de kilómetros de distancia. Aunque esto es cierto, hay que tener en cuenta que gran parte de nuestra actividad en la red tiene como finalidad última relacionarnos con nuestro entorno más próximo. Desde pedir una pizza, hasta pasarnos las fotografías de la última fiesta de cumpleaños.

La sociología utiliza el concepto de la glocalización para explicar cómo en el mundo dominado por las nuevas tecnologías de la comunicación y los consumos en masa, se reactivan procesos de resistencia local cuyo objetivo es defender la identidad y los significados propios de una comunidad de aquellos estandarizados y que resultan ajenos.

En Internet el poder es el de la red y la capacidad que tenemos, como nodo, para afectar a su comportamiento es la influencia. En muchos casos estas redes no se crean en el propio mundo virtual, sino que proceden de la vida real, de la cotidianidad o la proximidad. Nuestros amigos de Facebook, por ejemplo, son familiares, amigos, compañeros de trabajo y hasta ex-novios.

Todo esto que es obvio pero que muchas veces no tenemos en cuenta es lo que provoca que Internet sea una magnífica herramienta para potenciar procesos de comunicación y de socialización que, o bien se han generado originariamente en un contexto local, o bien tiene este contexto local como su leitmotiv.

En el caso de las grandes empresas es normal que estén habituadas a comunicar en un nivel global pero no lo hagan tanto en el nivel local. Mucho menos, cuando hablamos de un tipo de comunicación tan conversacional como es el de los medios sociales. También es normal que la comunicación dirigida a medios de comunicación locales tradicionales no se convierta fácilmente en conversación puesto que las dinámicas de estos medios, por norma general, tampoco se están adaptando correctamente a esta nueva situación. Por este motivo los blogs y medios sociales son una herramienta muy potente para iniciativas políticas locales o asociaciones culturales o vecinales.

Si queréis ver algunos ejemplos de esto podéis visitar las páginas  de  Salvemos la panificadora de Vigo o A cidade dos barrios en Facebook. Ambas están orientadas a transformar la ciudad o establecer una reflexión sobre el significado de sus elementos.

En medios sociales, una de las claves para comunicar con éxito en estos contextos locales, pasará por crear proyectos capaces de partir desde lo local o, por  lo menos, tener una relación directa con los vecinos, eliminando los intermediarios (prensa tradicional) y ser capaces de alinearse con los intereses de la comunidad y ayudando a mejorar su calidad de vida.

4 comments

  1. Mar Heras · septiembre 9, 2010

    Marcos, de ladrillo nada. Me lo he leído dos veces. Me gusta el concepto que tiene la sociología de la glocalización. Interesante reflexión.

    • Marcos · septiembre 9, 2010

      Me alegro mucho!
      Gracias por tus ánimos, RT y demás. Prometo más conceptos 2.0 :)

  2. Pingback: Ahora toca cambiar los esquemas empresariales | Análisis de Social Media
  3. Pingback: El localismo triunfa en la red - CONCEPTO 05